Dieta antiinflamatoria

¿Sabías que existen dietas antiinflamatorias que ayudan a reducir la inflamación del organismo? ¿Sabrías decir qué alimentos son antiinflamatorios? ¿Conoces, por el contrario, aquellos alimentos que acentúan el dolor de tus articulaciones, la fatiga crónica, la hinchazón abdominal o los problemas crónicos de la piel? Te interesa conocer la dieta antiinflamatoria.

Procesos inflamatorios, clave en el abordaje de muchas enfermedades crónicas

La inflamación es un proceso que responde a la liberación por parte de células específicas del organismo de sustancias con efecto ‘inflamatorio’.

Dentro de los problemas de salud con trasfondo de ‘inflamación’ hay muchos, y de distinto origen:

• Problemas circulatorios y placa arterial.
• Dolores en articulaciones, artritis… o musculo-esqueléticos, desde fibromialgia a fatiga crónica.
• Enfermedades respiratorios como asma, bronquitis. Sinusitis y problemas de mucosidad en nariz, garganta y oídos.
• Recuperación en postoperatorios.
• Obesidad.
• Ciertos tipos de migrañas.
• Engrandecimiento de la próstata.
• Problemas de la piel de carácter crónico o alérgico o ‘idiopático’ (es decir, que no se sabe cuál es su origen).
• Problemas digestivos: Hinchazón abdominal, gases…

Todas estas enfermedades responden a la expresión de un desequilibrio en el proceso de la inflamación, mecanismo que utiliza el organismo para liberarse de la creciente carga tóxica a la que está expuesto. Esta toxicidad está influenciada enormemente por errores alimentarios (exceso de proteína animal, falta de alimentos ricos en omega-3, exceso de aditivos, pesticidas, metales pesados y demás tóxicos ambientales…); falta de ejercicio; hábitos nocivos como el tabaquismo o el consumo diario o excesivo de bebidas alcohólicas u otras drogas; y el estrés mantenido en el tiempo.

Ante cualquier agresión tóxica el organismo reacciona mediante la inflamación, que constituye un mecanismo defensivo y de respuesta del sistema inmunitario.

En casos agudos, y si se goza de salud buena o aceptable, el organismo es capaz de resolver la inflamación y recuperarse por completo en 7 días, por medio de complejos mecanismos bioquímicos, sin apoyo externo. Pretender resolver cualquier proceso inflamatorio en menos tiempo, es ir ‘contra natura’, lo cual empeora la situación y la cronifica.
Si la carga tóxica persiste, la recuperación de este equilibrio se dificulta, y es el primer paso para la cronificación de la inflamación… Se mantiene una producción continua de señales inflamatorias, con un empeoramiento del estado general y una acumulación de mediadores de la inflamación (determinadas citoquinas, prostaglandinas, histamina y otras aminas vasoactivas, radicales libres…).

El organismo tiene sus propios mecanismos naturales para el desecho de los tóxicos y los mediadores de la inflamación. Para ello, la función de la digestión debe ser adecuada y buena; buena secreción de enzimas, buena salud de hígado y vesícula, salud intestinal, equilibrio de la flora intestinal, buen funcionamiento de los emuntorios, es decir, de los órganos que filtran tóxicos (hígado, pulmones, intestinos, riñones, piel…).

Es por ello que la dieta terapéutica en caso de inflamación tiene distintos objetivos nutricionales y funcionales:

1) Selección de alimentos ricos en ácidos grasos antiinflamatorios.
2) Equilibrio de la microbiota, en caso de disbiosis.
3) Incorporación de alimentos ricos en enzimas digestivas y favorecedores de la digestión.
4) Optar por alimentos naturales, integrales y ecológicos.

Como podemos intuir con esta breve explicación, existen alternativas naturales a la aspirina, al paracetamol, al ibuprofeno u otros antiinflamatorios tan comunes y demasiado presentes en la vida cotidiana de muchas personas. La alimentación es una pieza clave en la resolución de cualquier proceso inflamatorio.

CHARLA SOBRE LA DIETA ANTIINFLAMATORIA EN METAUTEN

Si quieres descubrir las propiedades antiinflamatorias de los alimentos y de algunas plantas o especias, te animo a acudir el próximo viernes 27 de octubre a la charla que ofrezco a las 7h de la tarde en el Ayuntamiento de Metauten, en Tierra Estella.

En ella conoceremos, nada más y nada menos, qué pautas de alimentación pueden ayudarnos a aliviar los molestos problemas que la inflamación produce en nuestro organismo. Y permitirá identificar y descubrir qué patrones alimentarios lleva cada uno que favorece la inflamación y explica su problema de salud.

Y es que, una vez más, la nutrición es esencial a la hora de contribuir a mejorar nuestra salud y bienestar, algo completamente lógico, porque lo que comemos tiene un impacto directo en el estado de nuestros órganos, músculos, fibras, vísceras y articulaciones. No en vano, somos lo que comemos… y cómo lo procesamos.

Así que, sin más, mensaje directo: este viernes, día 27 de octubre, te invito a venir a esta localidad de Tierra Estella y a compartir con nosotros conocimientos y conversación.