Taller-alimentación-consciente

Hoy me gustaría compartir contigo el taller de Alimentación Consciente que nos llega desde LYS PSICOLOGÍA NUTRICIONAL, centro con el que colaboramos cuando nos encontramos con personas que, además de reunir síntomas de histaminosis, muestran también signos de conducta alimentaria que marcan su vida y su comportamiento con la comida. Este interesante taller comienza el próximo 28 de abril a las 6 de la tarde en Lys Psicología Nutricional y, sin dudarlo, te lo recomiendo. Se trata de un ciclo de tres sesiones, bajo el título de Mindful Eating, Taller de Alimentación Consciente.

¿Por qué te recomiendo este taller de Alimentación Consciente?

Son muchísimas las personas que acuden a mi consulta con síntomas molestos que le afectan a su calidad de vida, entorpeciendo su labor y bienestar en su día a día. Los síntomas pueden ser muy dispersos, como sabemos, una cualidad muy característica del perfil sintomático de la histaminosis. Los síntomas de la histaminosis van desde dolores de cabeza (llamémosle migrañas, cefaleas…), hasta molestias digestivas de diversa índole, además de fatiga en sus distintos grados y otras manifestaciones (sensación de agotamiento, mala higiene del sueño, insomnio, ansiedad, altibajos emocionales…).

En esos casos, tenemos claro que la analítica para detectar los alimentos que le están conduciendo a un proceso digestivo anómalo e incompleto con la consiguiente liberación de histamina y acentuación de síntomas, es básica para empezar el tratamiento dietético. Pero aún hay mucho más por hacer…

Sucede que algunas de estas personas suman a su malestar físico un comportamiento con la comida insano; suelen tener dificultades para el autocontrol a la hora de comer, ansiedad focalizada en la comida, atracones o manifestaciones compulsivas relacionadas con los alimentos.

En estos casos, el planteamiento de una dieta restrictiva con exclusión de alimentos liberadores de histamina, puede tener dos resultados absolutamente dispares:

1- Que se reduzca sustancialmente el nivel de ansiedad por la participación de la histamina como ‘agente neuromodulador’.

Esto conduce a un sosiego, una tranquilidad, una sensación de autocontrol, sensación de saciedad y de bienestar… Un círculo positivo que impulsa e incentiva el esfuerzo de la persona por seguir un tipo de alimentación concreta. Este efecto positivo es el que sucede en la mayoría de los casos, pero no siempre ocurre así.

2- Que se acentúe la ansiedad por comer…

Al sentir todavía más limitaciones alimentarias, propias de la histaminosis, que se suman a las múltiples ‘creencias alimentarias limitantes’ que tiene la persona (que si esto engorda, que si esto tiene mucha grasa, que si esto tiene azúcar, que si no puedo mezclar lo uno con lo otro…), además de los pensamientos negativos automáticos asociados a la comida y a los alimentos (que si esto es ‘pecado’, que si ‘me he portado mal y he comido lo que no debo’, pensamientos extremos de ‘todo o nada’…). Esta reacción es más probable que suceda cuando la persona atendida ya tiene una trayectoria de algún trastorno de la conducta alimentaria, bien diagnosticado o no, pero que reconoce que existe y le ha marcado o marca su vida.

En este segundo supuesto, el apoyo integral de un experto en psicología del comportamiento alimentario es fundamental para reconducir tanto pensamientos, emociones y acciones; para convertir la comida en algo para disfrutar, en lugar de en una tentación o en un signo de arrepentimiento o de culpa.

Como bien dicen desde Lys Psicología Nutricional, “la práctica de la Alimentación Consciente invita a redescubrir una relación sana y alegre con los alimentos. Comer prestando atención a lo que estamos haciendo, tomando conciencia de qué se come, cuánto se come, cómo se come y por qué se come, lo cual es fundamental para alimentarse saludablemente”.

Por todo ello, insisto… Si te reconoces en parte de lo descrito hasta ahora, haz un hueco en tu agenda y acude a estas charlas de Alimentación Consciente. Te ayudarán a ser más consciente del modo en el que te relacionas con la comida y saldrás ganando en salud y serenidad. ¡Ánimo y valor!