Rehogar con el mínimo de aceite (2 cucharas soperas) una cebolla cortada en medias lunas, y un par de zanahorias cortadas en cerillas (tiras finas). Poner inicialmente a fuego fuerte durante 7-10 minutos, y luego mantener a fuego bajo durante media hora o hasta que las hortalizas estén pochadas.

Cuando falten 10 minutos, añadir el chucrut bien escurrido, remover y mantener el fuego al mínimo. Sirve como guarnición de un plato de carne o de pescado, o como acompañamiento de un plato de pasta.