Mindful Eating

Todo lo relacionado con mindfulness está muy de moda últimamente y también sus ecos han llegado a la nutrición bajo el nombre de mindful eating o alimentación consciente. Pero ¿qué hay detrás de estos conceptos? Sencillamente, algo tan esencial como es la importancia de comer de un modo muy consciente.

 ¿Quién no ha engullido alguna vez la comida sin casi saber qué se llevaba a la boca?

Los pensamientos atropellados y las prisas nos llevan en muchas ocasiones no sólo a no disfrutar de la comida, sino a no enterarnos siquiera de qué comemos.

Centrar nuestra mente en lo que comemos es primordial para tener buena salud, por ello, desde la consulta de nutrición, con cada paciente, incidimos en la importancia de comer consciente.

La salud y la conciencia 

Todo problema de salud, más si se manifiesta con sintomatología digestiva, pasa por tomar conciencia de cómo se come (circunstancias, compañía, emociones…), qué se come, cuándo se come, por qué se come, el tiempo que se dedica al momento de comer y otras muchas variables.

Algo tan sumamente físico como hacer la digestión, comienza desde el primer instante en el que nos llevamos un alimento a la boca. Es en ese momento cuando se inicia la acción de predigestión de las enzimas de la saliva sobre ciertos componentes de los alimentos.

Comer deprisa o no masticar lo suficiente, tiene repercusiones no solo físicas (hinchazón abdominal, gases, somnolencia, pesadez…), sino también psíquicas (falta de concentración, falta de agilidad mental, irritabilidad, cansancio…).

Por todo ello, el Mindful Eating o Alimentación Consciente, nos vendrá muy bien para mejorar nuestra salud y la manera con la que nos relacionamos con la comida. 

Un documento que te interesará

En esta disciplina, la nutricionista María Sanabdón y la psicóloga Cristina Larrayoz forman un equipo sensacional. Juntas han elaborado un sencillo documento que recoge las claves de la Alimentación Consciente y que me gustaría compartir contigo.

Puedes leerlo aquí mismo y disfrutar de nuevo del placer de la comida. ¡Buen provecho!