vaca

 

“Un alto consumo de productos lácteos aumenta significativamente los riesgos de padecer cáncer de próstata y cáncer de ovario”

La Escuela de Salud Pública de Harvard, dentro de su programa “Healthy Eating Plate” (“Plato de la Alimentación Saludable”) se posiciona de forma clara y contundente en un tema siempre controvertido “La leche y el calcio”.

La mayor prueba es que omite la presencia de productos lácteos en su icono gráfico, el “MyPlate”, justificado porque “un alto consumo de estos alimentos aumenta significativamente los riesgos de padecer cáncer de próstata y cáncer de ovario”. La prestigiosa institución invita al lector a informarse por qué la recomendación de consumo de leche y de productos lácteos del nuevo Plato de Harvard difiere de la de MyPlate del gobierno de los EE.UU.

Leche e histaminosis

Comer sin leche o sin lácteos puede suponer una tremenda dificultad dada la costumbre generalizada de consumo de dichos alimentos, y la amplia presencia de estos ingredientes o de aditivos derivados (caseinatos fundamentalmente) en multitud de productos insospechados; desde el jamón cocido y otros productos de charcutería hasta salsas de distinta naturaleza. Pero es un alivio encontrar la solución y la alternativa a comer sin leche si se sufre “histaminosis alimentaria no alérgica” o síndrome HANA a la leche, un tipo específico de intolerancia, distinto a la intolerancia a la lactosa.

Como alternativa al consumo de lácteos por ser buena fuente de calcio están las verduras de hoja verde y el brócoli –también ricos en vitamina K, nutriente esencial para la salud ósea-, los frutos secos (almendras, avellanas, sésamo y productos derivados como el tahini) y pescados de los que se come la espina (sardinas en lata), entre otros. Véase listado de alimentos más ricos en calcio asimilable.

Contenido en calcio (miligramos) por 100 gramos de alimentos:

Sardinas en aceite: 407 mg

Almendras: 250 mg

Avellanas: 194 mg

Semillas de sésamo: 150 mg

Soja en grano (seca): 240 mg

Harina de soja: 205 mg

Tofu: 200 mg

Higo seco: 160 mg

Berros: 157 mg

Alubia blanca: 139 mg

Brócoli: 93 mg

Espinacas, acelgas: 86-100 mg

Dátil: 62 mg

Leche entera: 148 mg

 

Fuente: Tablas de composición de alimentos del CESNID. McGraw-Hill-Interamericana, 2004.