galletas sin gluten y sin leche

¡Así da gusto! Ramiro, paciente de la consulta, nos hace llegar nada más y nada menos que cuatro recetas de galletas sin gluten y sin leche para disfrutar de un rico aperitivo para comer de vez en cuando, evitando el gluten y la leche.

Sencillamente, porque un buen bocado está al alcance de todos y todas y el hecho de tener una intolerancia alimentaria no es motivo para dejar de saborear delicias como estas, mucho más saludables que las galletas comerciales sin gluten colmadas de aditivos (emulgentes espesantes saborizantes estabilizantes, además de grasas de palma y demás ingredientes no deseados…).

Así que, gracias Ramiro, por estas cuatro recetas de galletas sin gluten y sin leche que hoy, compartes con todos nosotros.

 

GALLETAS SIN GLUTEN Y SIN LECHE 1

100 gr harina garbanzo

50 gr harina yuca (o de arroz)

100 gr multicereales molidos (al gusto, quinoa, mijo, teff, sarraceno…)

50 gr aceite oliva virgen extra (AOVE)

25 gr azúcar panela (esto puede ser opcional)

piel de un limón (rallado)

1 huevo (opcional si tenéis problema con este alimento)

vainilla (esencia, unas gotas)

1 pizca levadura química (bicarbonato sódico)

agua (la necesaria)

 

GALLETAS SIN GLUTEN Y SIN LECHE 2

100 gr harina garbanzo

100 gr harina yuca (o de arroz)

50 gr aceite oliva virgen extra (AOVE)

25 gr azúcar panela (esto puede ser opcional)

¼ cucharita de sal marina

¼ cucharita levadura química (bicarbonato sódico)

agua (la necesaria)

 

GALLETAS SIN GLUTEN Y SIN LECHE 3

100 gr harina garbanzo

100 gr coco rallado

100 gr harina yuca (o de arroz)

50 gr aceite oliva virgen extra (AOVE)

15 gr miel

¼ cucharita de sal marina

¼ cucharita levadura química (bicarbonato sódico)

agua (la necesaria)

 

GALLETAS SIN GLUTEN Y SIN LECHE 4

90 gr harina quinoa

40 gr harina garbanzo

80 gr copos trigo sarraceno

60 gr aceite oliva virgen extra (AOVE)

55 gr azúcar panela (esto puede ser opcional)

¼ cucharita de sal marina

¼ cucharita de levadura química (bicarbonato sódico)

agua (la necesaria)

 

PREPARACIÓN DE LAS RECETAS

Se mezclan todos los ingredientes en el orden que se quiera en un cuenco de vidrio con una cuchara fuerte o en un robot de amasar, según los gustos.

Se va añadiendo agua poco a poco, justo en el momento en que la masa deja de ser pegajosa.

Luego se estira la masa con un rodillo teniendo cuidado en que todas las galletas tengan el mismo espesor. Luego se cortan con un molde cuadrado, circular o con el diseño que más nos guste.

Y… ¡a disfrutar! Están, todas ellas, riquísimas. Doy fe. ¿Me cuentas qué te parecen a ti?