Crema de cereales (arroz integral, mijo, trigo sarraceno…): Lavar en varias aguas los cereales por separado y escurrir con un colador. El porcentaje de cereales puede variar; pero siempre más proporción de arroz, y menos de trigo sarraceno por su marcado sabor o de mijo (tiende a secar mucho la mezcla). Puede iniciarse con una crema de arroz, sin otro cereal.

Tostar el cereal o los cereales en la olla o en una sartén seca removiendo con una cuchara de madera hasta que tengan un toque dorado o huelan a tostado. Cocerlos en la olla a presión con 6-7 partes de agua filtrada por cada parte de cereal (más agua cuando se añade mijo). Añadir una pizca de sal marina.

Tapar la olla y cuando la válvula comienza a dar vueltas, poner el fuego al mínimo, y mantener la cocción a fuego lento durante 60-75 minutos. Dejar reposar los cereales durante 15 minutos, pasar por el pasapurés, o tomar tal cuál quede de textura. Puede preparar con antelación la crema y recalentarla en el fuego, no en microondas. Si queda espesa, puede añadir agua, té de kukicha o un poco de bebida vegetal hasta obtener la consistencia cremosa deseada. Puede aderezar con uvas pasas, canela, frutos secos machacados, semillas…