suenos

Acaba de nuevo un año, así, sin avisar… Bueno, es muy posible que haya avisado y dejado señales por ahí, pero lo cierto es que de pronto, y casi sin enterarnos, ya nos hemos ‘comido’ un año entero. Y con todas las celebraciones que se prevén en estos días navideños, nos vemos abocados a aparcar nuestras obligaciones diarias para reunirnos con la familia, con los amigos, con los nuestros… Y parar un poquito. Y pensar. Y disfrutar del momento. Eso está muy bien. Es más, es necesario.

ES IMPRESCINDIBLE HACER BALANCE.

Es más, sería bueno no esperar a fin de año… Sería conveniente hacer balance en distintos momentos del año, de nuestra vida, al fin y al cabo, de cómo nos sentimos, cómo estamos físicamente, cómo estamos emocionalmente o espiritualmente; qué relaciones mantenemos, cuáles se han quedado por el camino y por qué; si son muchas nuestras exigencias y por qué; si estamos satisfechos con nuestros hábitos de vida (horarios, ritmos de trabajo, de sueño, de descanso, de alimentación…); si somos responsables con los nuestros, y por supuesto, con nosotros mismos.

Si nos queremos, si nos mimamos, si nos tratamos bien, si nos cuidamos. En definitiva, si somos conscientes de cómo estamos. Si estamos sanos. O no.

Es imprescindible tomar CONCIENCIA Y CONSCIENCIA de nuestra salud. Nuestra salud, nuestro destino.

manifiesto-felicidad-costa-calida-transp2-1Llega un Año Nuevo, y llega con ello, la oportunidad de expresarte mi cariño y el agradecimiento por el simple hecho de que estés ahí, leyendo lo que escribo en este blog sobre histaminosis. Poniendo de tu parte para comprender qué es el Síndrome HANA y cómo hacer para vivir y disfrutar teniendo un problema de salud, la histaminosis. Reversible en muchos casos, por cierto.

Llega un Año Nuevo y, con ello, la posibilidad de sentir de una manera aún más fuerte y profunda lo bonito que es mi trabajo como dietista-nutricionista y la enorme satisfacción que siento al acompañarte en la mejora de tu salud, en el momento complicado del diagnóstico de la histaminosis, en las mil y una dudas que te surgen al comienzo, y en todo el proceso que hace que, poco a poco, te vayas encontrando mejor, una persona más sana y más fuerte.

Como dice un proverbio: “La acción más pequeña vale más que la intención más grande”.

Por ello, porque reconozco y respeto profundamente el esfuerzo que te supone comenzar este nuevo paradigma de alimentación y de vida, deseo que en estas fiestas, aún con las limitaciones culinarias y ‘sociales’ con las que te vas a encontrar, encuentres también la manera de sentirte mejor, consciente y partícipe de cada momento, y un poquito más feliz que el día anterior.

Por todo ello, Felices Fiestas y Feliz Año Nuevo. Espero que este año llegue cargado para ti de buenas sensaciones, una salud cada vez más robusta y mil y un motivos para disfrutar de la vida y de quiénes te acompañan.

Os dedico de corazón esta profunda y bonita frase del gran Vincent van Gogh

“¿Qué sería de la vida si no tuviéramos el valor de haber intentado algo nuevo?”

¡Buen ánimo y felicidad para ti!

 

* Es también imprescindible reconocer el talento de los autores de las fotografías… La primera, pertenece a la diseñadora Pedrita Parker y, la segunda, a Mil maneras de ser feliz, una gran idea del  Instituto de Turismo de la Región de Murcia animándonos a ser felices… y conocer su tierra.