A la hora de hacer la compota: trocear la fruta, añadir un poco de agua y una pizca de sal marina, palo de canela y jengibre rallado y cocer 15 minutos. Puede acompañar de ciruelas pasas, orejones…

Tomarlas entre horas y no como postre después de comer.