Lo que realmente comemos

¿Nos preocupa realmente lo que comemos? Esta es la pregunta que mañana por la tarde tendré el gusto de responder en una charla que ofrezco en el Colegio Público de Aoiz. 

Los diferentes encuentros los organiza la APYMA y el colectivo Karekin, y a ellos me sumo con placer y con el reto que me marqué desde que descubrí que la nutrición era mi pasión: conseguir que cada vez sean más y más las personas que comprendan la importancia de la nutrición y adopten hábitos saludables.

Por ello, sumamos charlas, artículos, congresos y conferencias. El objetivo, es claro: saber qué es lo que realmente comemos y ganar conocimiento para elegir libremente aquellos alimentos que deseamos consumir.

Habrá más charlas sobre nutrición, pero por lo pronto, este jueves 26 de enero tienes una cita: a las 5 de la tarde en el colegio de Aoiz. En esta ocasión, nos centraremos en reflexionar sobre el tipo de alimentación, hábitos, cantidad y calidad de lo que comen los peques.

Según el combustible que se use en el coche, este afectara más o menos al funcionamiento de la maquinaria y, en consecuencia, el auto tendrá más o menos potencia, o nos durará más o menos años. Este comentario es extrapolable a nuestro organismo…

Según el tipo de sustrato, la cantidad y la calidad (alimento, bebida…) que le acostumbramos a dar desde niños a nuestro organismo, estaremos predeterminando nuestra salud futura o nuestra enfermedad.

Hablamos de nutrigenómica… Es incuestionable cómo los nutrientes de los alimentos que comemos interaccionan con nuestra expresión o estructura genética. ¡Ahí es nada! ¡Como para no darle una vuelta y revisar lo que comemos!

Así que  te lanzo la pregunta… ¿te preocupa realmente lo que comes?